Infecciones relacionadas con lentes de contacto

Lectura recomendada por: Dra. Verónica Brussolo

Infecciones relacionadas con lentes de contacto

Millones de personas usan lentes de contacto todos los días de manera segura, pero existe el riesgo de que produzcan una infección en el ojo.

La queratitis es la infección más frecuente por el uso de lentes de contacto. Se produce cuando la córnea, la ventana transparente de la parte anterior del ojo, se infecta. En algunos casos, puede producir una cicatriz en la córnea, lo que afecta la visión. Si la córnea desarrolla una cicatriz grave, es posible que se necesite un trasplante de córnea para tener nuevamente una visión clara.

¿Qué provoca las infecciones por lentes de contacto?

Existe una serie de factores que pueden causar una infección relacionada con lentes de contacto. Algunas causas de infección pueden incluir:

  • el uso de lentes de uso prolongado
  • dormir con las lentes de contacto puestas
  • que se acumulen microbios debajo de la lente
  • virus del herpes
  • bacterias, hongos, o parásitos
  • no limpiar las lentes o los estuches de lentes, reusar o llenar con la solución hasta el borde

Síntomas de las infecciones relacionadas con las lentes de contacto

Los síntomas de las infecciones relacionadas con las lentes de contacto incluyen:

  • visión borrosa
  • enrojecimiento inusual del ojo
  • dolor en el ojo
  • lagrimeo y secreciones en el ojo
  • mucha sensibilidad a la luz
  • sensación de que tiene algo en el ojo

Algunas infecciones oculares relacionadas con las lentes de contacto pueden causar pérdida seria de la visión o incluso ceguera. Si tiene alguno de estos síntomas, es importante que vea a su oculista lo antes posible.

Seis pasos para evitar las infecciones relacionadas con las lentes de contacto

  1. Frotar

Frote las lentes al limpiarlas. Lávese las manos antes de limpiar las lentes de contacto. Coloque las lentes en la palma de la mano limpia con la solución comprada en la farmacia o el supermercado. Frotar las lentes al limpiarlas afloja las proteínas y las bacterias que se acumulan en ellas. Aunque su solución diga “No frotar”, debe frotar las lentes. Estudios han demostrado que frotar las lentes es una de las mejoras formas de evitar las infecciones oculares.

  1. Enjuagar

Enjuague las lentes con la solución comprada en la farmacia. La solución salina preparada en casa contiene gérmenes peligrosos que pueden producirle ceguera.

  1. Reemplazar

Reemplace el estuche de las lentes de contacto por uno nuevo al menos tres veces por año.

  1. Descansar

De vez en cuando, deles a sus ojos un descanso de las lentes de contacto. Además, nunca duerma con las lentes de contacto puestas. Eso aumenta mucho las probabilidades de que contraiga una infección ocular.

  1. Renovar

Consiga lentes nuevas cuando se lo recomienden. No intente prolongar la vida útil de las lentes de contacto usándolas demasiado tiempo. Conserve las lentes solamente durante el tiempo que le recomiende la persona que se las recetó. Por ejemplo, las lentes de contacto de un mes se deben usar solamente durante 30 días después de abierto el envase.

  1. Reservar

Haga una cita con su oftalmólogo y mantenga sus ojos sanos. Su oftalmólogo está comprometido con la protección de su vista.

Deja una respuesta